Jornada de Sanación Castro, Chiloé

 El 4 de mayo, se realizó Jornada de Sanación en Hospital de Castro, en la cual, se atendieron 15 pacientes en dos jornadas de trabajo, gratitud a los voluntarios que nos acompañaron desde Santiago, Ancud y Castro.

Agradecemos profundamente a los organizadores locales a través de Fundación ANAM y Hospital  de Castro Dr. Augusto Riffart.

Te invitamos a revisar la nota de Werner Hochfaerber, organizador local.

“Los ecos del alma tienen caminos insospechados y sorpresas gratificantes… mirábamos al cielo esta cruz de mayo viendo el puente que motiva la persistencia de la vida y el servicio, y aterrizaron en este archipiélago mágico, antiguos y nuevos seres en la construcción de una nueva cultura de relaciones. Nuestro énfasis, la presencia. Nuestra herramienta, el servicio de una medicina más humana.

 

Los peregrinos fueron recibidos por la misma madre naturaleza, mostrándoles que ella es la grande y nosotros los pequeños. Nos adaptamos a su espacio y tiempo, en donde la comunicación y la luz solo afloraba desde el interior de cada uno. Afuera, solo el viento y la lluvia mostrándonos la ruta a los navegantes.

 

Coordinamos nuestro plan, y nos encontramos y reencontramos en el Hospital de Castro. Esta vez la persistencia y perseverancia, nos deleitó con semillas antiguas, brotes tímidos y flores diversas. Era el momento, y cada punto aportó en la espiral del movimiento de sanación.

 

Pero ¿qué es sanación? Sanación es estar presente tomando lo aprendido de la medicina oficial hasta las moléculas, integrar la información de los antiguos Rishis con su ciencia del Yoga y los vórtices energéticos llamados chakras, y toda la imaginería mágica y ritual del chamanismo profundo y de raíz. Sanación es una propuesta médica sin expectativas, pero de todo corazón de terapeutas entrenados para producir cambios y que nuestros maestros pacientes, recuperen la salud e integridad en el camino de la vida.

 

Cada uno de nosotros tiene sus consultas particulares, pero cuando nos reunimos y formamos un alma grupal trabajando en colectivo, ocurren cosas maravillosas en una ciencia que solo vislumbramos, pero que construimos día a día. El futuro es una construcción y se hace paso a paso.

 

Nosotros solo fuimos intermediarios. Instrumentos de todos los años de estudios y prácticas clínicas de diversas especialidades. Las herramientas llegaron a nuestras manos, y aplicamos todo lo aprendido en sesiones bellísimas y enriquecedoras no tan solo para los consultantes, sino para todos los equipos que trabajamos ese día.

 

La mañana fue nutritiva, la tarde purificadora. Se sentía en el aire como los lazos se trenzaban nuevamente entre los grupos de trabajo, y esa era la red que permitía a los pacientes dar el salto quántico en la resolución de algunas problemáticas.

 

La jornada fue emotiva y alegre. Nos retiramos contentos y satisfechos al finalizar nuestra labor, y ya pensando en el retorno y una nueva caravana los primeros días de julio… ¿te sumas?

Texto dedicado a nuestra compañera Pamela Alvarado Mayorga, ante la partida de su madre”

Autor entrada: admin-pindal