Crecen las Jornadas de Servicio en Casa Pindal

 

Fundación Pindal instauró este año 2014 un espacio de servicio a la comunidad que ha tenido una gran acogida y ha crecido a medida que pasa el tiempo.  El primer sábado de cada mes se abren las puertas de Casa Pindal para recibir a personas que no están en condiciones de costear una consulta particular y que buscan algún tratamiento alternativo para sus pesares. Un equipo de terapeutas voluntarios acogen con generosidad esta necesidad y atienden a los consultantes en sesiones de Medicina Sintergética y AONC sin costo.

Este sábado 6 de septiembre se realizó, en Casa Fundación Pindal,  la quinta jornada de servicio de este año. En esta oportunidad un equipo de 24 terapeutas voluntarios atendió a 58 consultantes en sesiones individuales y grupales. Muchos de los consultantes de esta jornada participaban por primera vez, la gran mayoría se había  enterado de la existencia de esta fundación y sus iniciativas de servicio por televisión,  gracias a la aparición del Dr. Claudio Méndez en el matinal del canal Mega.

Testimonios e impresiones

Otros pacientes que asistieron ya habían participado en las jornadas anteriores. Algunos, incluso, fueron dados de alta en esta oportunidad. Este es el caso de Joise Reinoso, una joven cuyos ojos no producen  lágrimas y el uso reiterado de lubricantes artificiales de baja calidad le había producido un pannus en la córnea.  Aquí nos cuenta su experiencia: “Desde la primera sesión me sentí mucho mejor, tenía el ojo más hidratado. En la segunda sesión me fui dando cuenta de que el quiste que tenía en el ojo se me estaba disolviendo. Hoy ya no tengo el quiste, no siento esa sequedad como arenilla constante en el ojo, está más hidratado y no he seguido ningún otro tratamiento más que esta terapia.  Ahora, en la última sesión, me salió una lágrima. ¡Hace 4 años que no me salía una lágrima!”

Joise, entusiasmada por los resultados obtenidos, trajo a su pololo y a su abuela para que fueran atendidos en estas jornadas de servicio. Su abuela, Ana Caneulén, nos cuenta que una gran depresión la mantenía encerrada en su casa. “Después de venir he estado mucho mejor, como que me alivia. Yo ya no salía, perdía la memoria, la noción del tiempo. Ahora estoy moviéndome más, voy al centro de abuelas, al gimnasio, hemos salido de paseo. Primera  vez en mi vida que hago eso. Me he sentido mucho mejor”.

A Viviana Fernández le aqueja un dolor de rodillas desde hace varios años, debido a este constante malestar decidió buscar alguna alternativa que le ayudara a sentirse mejor. En esta jornada sabatina dDSC_0789e servicio, se atendió por segunda vez con medicina sintergética.  Ella nos relata así su experiencia: “mi impresión fue que estuve en un lugar donde alguien me hizo mucho cariño. Uno ya no está acostumbrado a recibir el afecto desinteresado de  personas  totalmente desconocidas que empatizan con tu dolor y que lo único que quieren es ayudar y, curiosamente, a cambio de nada, cosa que en este mundo no es muy frecuente. La vez pasada me pusieron unos filtros, ahora fue más bien un diálogo para ver cuál puede ser el origen de esta dolencia más allá de la cosa física. Me hace mucho sentido”.

La señora María viene acompañada de su esposo para atenderse por primera vez con medicinas DSC_0865alternativas.  Ella es una de las personas que vio al doctor Claudio Méndez en televisión y vino a buscar ayuda con sus padecimientos.  “Yo vi al doctor en televisión, lo que hizo y lo encontré muy bueno. Uno como persona de escasos recursos da las gracias de que personas tengan la amabilidad de atender a gente sin cobrarle nada, eso no se encuentra en ninguna parte”. Sobre los motivos de su consulta nos cuenta: “vine porque tengo fobia, claustrofobia y terror a las cosas, a los espacios muy cerrados. A mí en los consultorios me miran, me preguntan algunas cosas, me dan un Clonazepam y me mandan para la casa. He visto muchos doctores, psiquiatras, ya son 20 años con esto. No puedo decir al tiro que la sesión de hoy me sirvió, pero si me sentí más aliviada. Todo lo que me hicieron es increíble, no pensé nunca que iba a llegar a manos de personas tan amables y tan buenas.  Doy las gracias y quiero decirle a las personas que tengan fe, que hay personas muy buenas y que la pueden ayudar a uno”

Otra de las personas que se enteró por televisión es la Sra. Digna Aida Vergara quien vino a buscar DSC_0732 una alternativa para poder dejar de tomar la gran cantidad de remedios que le recetan en el hospital.  Según nos cuenta, actualmente está en tratamiento con cardiólogo, nefrólogo y traumatólogo. Cada uno de ellos le ha recetado diversos medicamentos, los que se resiste a seguir consumiendo. Conversando con ella, nos cuenta sobre sus pesares de infancia y del dolor que le produjo la reciente muerte de su marido. “Estuvimos 59 años juntos y él era un siete, un tesoro. Entonces me ha costado superarlo. Al principio tenía rabia con la vida y mucha frustración. Tuve un bajón, pero siempre tratando de simular para no afectar a mis hijos, porque ellos también estaba pasando por esta pena. Vengo porque ya no quiero tomar más tantos remedios, me siento muy ahogada, muy angustiada”. Luego de su primera sesión, la señora Digna nos cuenta su primera impresión: “me pareció que reciben con mucho amor, mucho cariño. Yo la verdad no sé lo que me hicieron, pero no sentí nervio ni nada. Yo lo encontré muy bueno. Me dieron una gotitas para tomar y tengo que venir este otro mes, y voy a venir porque sería un milagro de Dios que ya no tuviera que tomar tanto remedio”.

Iván Giles tiene 31 años y viene desde el Puerto de San Antonio por primera vez a Fundación Pindal recomendado por una amiga. Su búsqueda para sentirse mejor ha sido larga y no siempre le ha reportado los frutos que quisiera. Según nos cuenta, ha pasado los últimos años buscando una solución entre psiquiatras y psicólogos, quienes le han diagnosticado un trastorno bipolar, pero él no se conforma. Sobre su experiencia con los psiquiatras nos cuenta: “Me gasté toda la plata en psiquiatras, probando remedios y dándome la oportunidad. Yo hablaba con el psiquiatra y lo único que me respondía era que me tomara tal o cual pastilla, yo lo miraba y le decía: es que yo necesito hablar lo que me pasa. El psiquiatra me respondió que si yo creía que necesitaba hablar, mejor me iba a dejar una hora con el psicólogo ¡como para un mes más! Al final estaba agotado”.

DSC_0976Luego de experimentar por primera vez una sesión de sintergética, nos cuenta como se sintió. “Cuando escribí la ficha me di cuenta que desde los 11 años vengo arrastrando esto, ya son 20 años.  Los últimos dos años se ha hecho muy fuerte, demasiado pesado. Ya estaba podrido, sin saber qué hacer, pero siento que me merezco estar bien. Al entrar a la consulta  fue increíble,  fue como que vomité en un llanto todo lo que tenía atorado. Estaba tan movido, pero ahora bajé un montón, me descargué harto.  Me voy tranquilo porque yo sé que esto va más adentro, quizá viene de que mi vieja no me quería tener. Quiero descubrirlo y poder seguir adelante”

La necesidad del servicio

Como vemos,  en estos testimonios se refleja la gran necesidad de encontrar alternativas y nuevas respuestas a los diversos problemas que aquejan a las personas. Por lo mismo, la demanda por horas de consulta ha ido creciendo conforme más personas se enteran de estas jornadas de servicio en Fundación Pindal. Es por esto que hacemos un llamado para que más terapeutas se sumen a esta noble iniciativa, así podremos ampliar la cobertura y llegar a más gente.

Queremos agradecer a todos quienes han hecho posible que estas jornadas se realicen, sin los terapeutas que entregan su trabajo y su tiempo de forma desinteresada, este evento no sería posible. El Dr. Claudio Méndez, presidente de Fundación Pindal, expresa su agradecimiento diciendo: “pura gratitud por lo que hemos ido construyendo juntos.  Por no ser parte de los que podemos quejarnos, por lo que no nos gusta, sino que hacemos algo por construir lo que amamos. Gracias por que jornadas como estas le dan sentido a momentos que son algo duros, pero uno entra  a la total convicción de que, sin duda, vale la pena”

La próxima jornada de servicio se realizará el sábado 04 de octubre. En esta oportunidad se espera poder contar con terapeutas suficientes para cubrir la jornada de la mañana y de la tarde. Quienes estén interesados en participar deben escribir a voluntariado@fundacionpindal.cl y así colaborar para seguir brindando esta oportunidad de sanación a tanta gente que lo necesita.

DSC_0984Sesión de Sintergética
DSC_0952Parte de los terapeutas voluntariosDSC_0758Los consultantes esperando por atención

Autor entrada: admin-pindal